miércoles, 12 de febrero de 2014

MANOLAS DEL SIGLO XXI

Ayer, fue un día histórico y funesto en el parlamento español, pues pudimos ver el espectáculo bochornoso de las diputadas del Partido Popular Español aplaudir y aclamar al Ministro de Justicia, como si de un flamante matador de toros se tratase. Eran "Manolas" que le aclamaban y suspiraban por sus leyes insulsas y obsoletas que nos retrotraen a más de treinta años de nuestro pasado más próximo.
Ruiz Gallardón, cuando regresaba a su escaño, con la cabeza cabizbaja, después de haber cumplido la suerte de matar las libertades de la mujer del siglo XXI, no miró al tendido desde donde se le vitoreaba.
Aplausos y murmullos de aprobación, se entremezclaban entre las viejas consignas rescatadas por las tímidas voces de la oposición. Me pregunto cuáles serán las próximas libertades que nos cercenarán como si de una vena capital de nuestro cuerpo se tratase. La sangría es rápida y abundante hasta el punto de expulsarnos de nuestras propias vidas y dejarnos a merced de legisladores que trabajan al dictado de las mitras purpúreas anquilosadas en sus poltronas.
Mientras, la oposición desunida y desconcertada, salva una situación que no dejan de repetirnos, para conseguir nuestro conformismo, como transitoria; no obstante, nuestra corta experiencia democrática creo que nos inclina a pensar que lleva camino de convertirse en un pensamiento único y duradero por los siglos de los siglos.
Me pregunto si mujeres, como Clara Campoamor, que tanto luchó por las libertades de la mujer española desde su escaño, reconocería a sus colegas de bancada y la situación política actual para la mujer española. Con este panorama pienso que es un rápido regreso a la mujer como Dios manda, la mujer de mantilla y misal, recogida en sus obligaciones domésticas bajo la tutela masculina que la controle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario