lunes, 12 de enero de 2015

MIS CLÁSICOS DE CINE: La noche americana (1973)


'¿Qué es un director de cine? Pues creo que es alguien al que todo el mundo hace preguntas y, la mayoría de las veces, no sabe qué contestar' François Truffaut el director de la película ficticia: Os presento a Pamela, cine dentro del cine, busca responder a las preguntas que produce en mismo cine y que parecen no tener respuesta.

Los personajes del rodaje.
*La actriz experimentada
Una mujer que triunfó en la escena y sólo será posible que se mantenga si deja de enfocar sus problemas personajes en su trabajo. A destacar el comentario que el director pone en su boca: ‘En mis tiempos una maquilladora era una maquilladora y no una suplente que cubre las carencias del rodaje’
 *El seductor atemporal
Se trata del actor que siempre ha sido el galán y que, de pronto, se da cuenta de que su vida se encuentra vacía. Proyecta su futuro hacia algo que ya se le escapa de su alcance. Truffaut lo utiliza como metáfora de una etapa del cine que muere y renace otra, la del inseguro y azaroso protagonista.
*El protagonista
El actor que nunca ha superado si infancia y que confunde la realidad con el cine. Su vida es sólo y para el cine por eso confunde la realidad con un guión que debe interpretar.
*La protagonista
Lo tiene todo: belleza, simpatía, estabilidad familiar y sin embargo, lo perdería todo por su indecisión a hacer frente a los problemas.
*El productor
‘¿Rico? ¿Con el cine? Nunca. Para ganar dinero tendría que haber montado una inmobiliaria.’  Tal como indica el personaje, un productor debe ser invisible para los espectadores.
*El regidor y su tejedora esposa
El regidor se limita a ser el criado del productor, ni tan siquiera es el segundo del rodaje. Su esposa, esa celosa compulsiva que persigue a su marido en cada rodaje y acusa a todos los del mundo del cine por ser promiscuos, parece ser la que mejor conoce los entresijos del mundo del cine.
*La secretaria de dirección
‘Yo abandonaría a un hombre por una película, pero nunca una película por un hombre’ La verdadera vocación por el trabajo.
*El director
Un personaje inquieto, misterioso y con una única obsesión: el cine. Prueba de su abnegación es el sueño persistente del niño que roba las fotografías de la película: El ciudadano Kane. No es el único homenaje, pues sin nombrar a John Ford compara al rodaje de la película con un viaje en diligencia o también usa la excusa del correo para mostrar los libros de directores de cine que se deben leer.

Siempre me ha gustado esta película. Al volverla a ver recordaba cada detalle, cada situación, la que me había hecho sonreír, la que me había sorprendido, así hasta disfrutarla por la primera vez que la vi. No ha envejecido con el paso del tiempo. El rodaje de 1972 continúa teniendo los mismos problemas, los mismos encantos, las mismas sensaciones que enredan para hacer una próxima. 
un detalle precioso de la película, el director se la dedica a las hermanas Gish.


No hay comentarios:

Publicar un comentario