sábado, 10 de junio de 2017

ANTECEDENTES HASTA EL MOMENTO


Esta larga historia parte de los hechos históricos que acontecieron en España durante el año 1934.
La mala praxis política había fomentado la pobreza y la desigualdad social hasta el punto de que  dominaba la desesperación y el hambre en las ciudades.
En 1934 la sucesión de huelgas y manifestaciones se convertían en lo cotidiano lo que provocaba enfrentamientos sangrientos entre los obreros y los guardias de asalto. La revuelta de los mineros asturianos, en octubre de ese año, fue el culmen de ese trágico año, sin embargo, mucho antes de que estos tristes acontecimientos tuviesen lugar, se vivieron protestas obreras acompañadas de explosiones y huelgas en ciudades como Barcelona, Zaragoza y Valencia, por nombrar algunas de las más destacadas, sin embargo, en mi relato, centro mi atención en ésta última, mi ciudad, donde la huelga de estibadores y de trabajadores de la industria Hidroeléctrica, entre otras, provocó el caos y la destrucción de familias así como una gran pérdida de vidas humanas.
Los protagonistas de este relato son dos niños llamados Andreu Masobrer y Batiste Sistella. Ambos se conocieron en la Inclusa donde sus madres los dejaron por no poder hacerse cargo de ellos. Movidos por el deseo de reunirse con ellas huyen de la institución. En su frenética huida se encuentran con una huérfana, llamada Librada, que vive como una auténtica esclava en casa de un matrimonio de tunantes de feria. Sus captores son el autodenominado profesor Ares y su esposa Domina que se hace llamar Miss Zakara.
Los tres niños congenian en su desgracia y deciden unir sus destinos, aunque atrapados por el hambre se refugian en el teatro Ruzafa donde, en ese momento, se encuentra preparando un nuevo estreno la compañía de teatro dirigida por Enrique Darqués. La gran suerte de su vida es que los encuentre el lugarteniente del director, Edelmiro Bartha, quien se apiada de ellos y los integra dentro del grupo. A pesar de haber encontrado un refugio, Andreu sigue empeñado en encontrar a su madre, por eso, una noche, huye de la pensión con la idea de llegar a los poblados marítimos donde espera encontrarla. En su fuga consigue llegar hasta la calle de las Barcas donde, en la entrada del teatro Principal, será testigo del intento de atraco del Banco de Valencia, cuyo edificio se encuentra enfrente del teatro. La casualidad hace que Bartha y Darqués lo salven de morir en el tiroteo cruzado entre los delincuentes de la banda del ladrón Aurelio Retall y los guardias de asalto que custodian la ciudad.
Andreu Masobrer conoce al popular salteador de Valencia y los pueblos de la huerta norte y del que tanto había oído hablar por todos sus delitos.
El muchacho regresa, junto a Bartha, a la compañía, aunque todavía sigue empecinado en su deseo de ver a su madre. Cuando todo parece marchar bien, la explosión de una bomba, en la parte trasera del escenario del teatro Ruzafa, provoca serias quemaduras al director, por lo que éste debe retirarse temporalmente de la escena. Los miembros de la compañía buscan trabajo en otras corporaciones; la escasez de espectáculos propicia que los actores y actrices creen cooperativas que les permita trabajar y sobrevivir.
Los tres niños piensan que ya no forman parte de la desintegrada compañía así que Librada regresa con sus antiguos amos y Andreu y Batiste vagabundean por la ciudad. Abatidos y al borde de la desesperación tropiezan con el hermano mayor de Andreu, Salvador Masobrer, quien resulta ser un líder sindical de los albañiles. También traban amistad con un peón de albañilería llamado Venancio que les brindará su ayuda, aunque sus recursos no sean tampoco los mejores. Reunidos los dos hermanos se reencuentran con Edelmiro Bartha, el lugarteniente de Darqués, y también con Librada que se encuentra al borde de la desesperación.
Los obreros se movilizan, hay explosiones de bombas el miedo y la violencia se adueña de la ciudad. Por fin el gobierno pretende remediar la situación y hace un ofrecimiento a los huelguistas y, tras un mitin en el teatro Moulin-Rouge, y un accidentado percance que Salvador Masobrer resuelve con maestría, los principales protagonistas de esta historia se reúnen a la salida del local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario