viernes, 15 de septiembre de 2017

LA IMPORTANCIA DE CREERSE IMPORTANTE O SÓLO VIVIR PARA EL TRIUNFO



Hace un tiempo os conté que un empresario de éxito, de esos años del boom de la construcción, con cierta sorna me preguntó el motivo por el que estudiaba filología y más hispánica. Antes de que pudiese contestarle me continuó interrogando sobre a qué me dedicaría después. Sin pensarlo dos veces le respondí que cuando terminase los estudios, montaría mi propia empresa de cuenta romances para ir por los pueblos de España. Como soy generosa le dije que aún tenía una vacante y era el puesto del ciego, pues el de lazarillo para pasar el plato ya estaba ocupado.
Pues bien, hace un momento he vuelto a ver a ese ex-empresario de éxito. Digo lo de 'ex' porque ha tenido que cerrar su empresa, cosas de la crisis, ya se sabe. Le he preguntado cómo le van las cosas y me ha dicho, que ya no es como el ensueño de estos años pasados dorados, pero todavía puede permitirse el lujo de conservar el Audi. Después me ha preguntado cómo me iba a mí y con cierto tono jocoso se ha interesado por saber si aún he seguido con eso de la filología. Con mi habitual entusiasmo le he narrado la aventura que supone investigar sobre la historia del teatro español del siglo XX. Creo que abrumado por mis explicaciones me ha interrumpido y con cara de asombro ha dicho: ¿Teatro? ¿Eso da dinero?
A lo que le he contestado que, al menos todavía podía mantener mi coche utilitario. Creo que ha comprendido mi tono y me ha contraatacado con una nueva pregunta: ¿Te conoce alguien? ¿Ya eres famosa dedicándote a eso? A lo que rápidamente le he sacado de la duda con la siguiente afirmación:

 ¡Por supuesto que soy conocida! En mi casa todos me reconocen, hasta mi canario cuando le pongo el alpiste.

8 comentarios:

  1. ...Y los seguidores, Francisca. Este lugar es una ventana al mundo y por ella se puede ir a lugares y personas que, en principio, ni nos imaginamos y es lo que tú posees a raudales: imaginación y creatividad. Cuando pase un tiempo, ya podremos añadir más y bueno.
    Me encanta el teatro en la mayoría de sus variedades. (No sé si has visto las entradas que le dedico).
    Te animo a seguir tal como lo vienes haciendo. Que sepas que soy una de tus más devotas seguidoras, guapetona.
    Que tengas un buen finde y te envio un fuerte abrazón.

    ResponderEliminar
  2. Querida Mari Carmen,
    Claro que he visto tus entradas sobre teatro, pero he llevado una semana tan complicada que no he tenido oportunidad ni de terminar el relato semanal por eso he rescatado este relato breve. Mi vida es sencilla así que no me vería ni con un coche portentoso ni con lujos de otro tipo. Soy feliz de haber podido hacer lo que he querido sin impedimentos.
    Muchas gracias por tu amistad y cariño. Seguimos escribiéndonos a través de este ventana a la vida cotidiana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sí que te conocemos Francisca, y permíteme que te diga que además eres una mujer muy educada y con un buen temple, porque no todos pueden contestar con esa amabilidad y sentido del humor a alguien que se está "burlando" en cierta forma.
    Un beso preciosa :D

    ResponderEliminar
  4. Querida Margarita,
    Algunos sólo viven para acumular éxitos, bienes materiales y sobre todo la admiración por sus logros. Esa forma de vida no me gusta por eso me dan lástima e intento seguirles su supuesta burla cuando, en realidad, son ellos los burlados.
    Muchas gracias por leer y comentar mi breve relato. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La satisfacción de dar vida al alma es algo que pocos entienden.

    ResponderEliminar
  6. hola! bien por tu respuesta!, el mundo esta lleno de descolocados, soberbios y maleducados. saludosbuhos, te queremos mucho y conocemos por medio de tus relatos que son maravillosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi contestación no fue premeditada, creo que me salió del alma. Gracias amigas por estar ahí. Un abrazo.

      Eliminar