miércoles, 6 de febrero de 2013

SOBRE LA CORRUPCIÓN


La corrupción siempre ha existido y, por desgracia, parece ser que no puede dejar de ser nuestra lacra social. Hay muchísimos ejemplos, pero por poner uno busco, alguno del siglo pasado que lo ilustre y me detengo en 1934. Descubro que el caso no es tan nuevo, ni tan particular como nos creemos.
Alemania, 5 de enero de 1934, en la prensa española se habla de las derivaciones criminales del crack Kreuger. El misterioso caso del ingeniero sueco Ivar Kreuger (1880-1932). 


En 1908 Ivar Kreuger fue cofundador de la empresa de construcción Kreuger y Toll AB Byggnads que se especializó en nuevas técnicas de construcción y que dieron lugar a un nuevo imperio financiero. Entre las dos guerras mundiales, Kreuger negoció con los monopolios europeos y con los gobiernos de América del Sur hasta conseguir controlar dos tercios de la producción mundial de la construcción. En el mundo financiero se le conocía como el "Match King" de los negocios. La rentabilidad, supuestamente fantástica de los monopolios de Kreuger, llevó, a más de un inversor, a creer que era lo mejor que le podía pasar en el mundo de las finanzas. La mecánica de sus empresas era que, en un primer lugar, los inversores pagaban los dividendos de su propio dinero, todo ello, en vista a una futura rentabilidad. Todos eran socios y todos eran parte interesada en resolver sus deudas. Le empresa Kreuger no se limitó a las constructoras sino que también estuvo en los negocios, también muy rentables, de bancos, industrias y finanzas que se entrelazaban con la economía bursátil del momento. Su imperio financiero se derrumbó durante la Gran Depresión. En marzo de 1932, fue encontrado muerto en el dormitorio de su apartamento en París en extrañas circunstancias. La policía llegó, a la conclusión, de que se había suicidado. Décadas más tarde, su hermano afirmó que había sido asesinado. Todavía no se ha probado nada.
Esta biografía azarosa y llena de historias contadas o por contar, entroncaba con la noticia de que, en Alemania, dos años más tarde, se vivía un proceso de corrupción de los bancos alemanes:
Derivaciones del asunto Kreuger
Berlín, 4.—Esta mañana ante el tribunal de lo criminal ha empezado el proceso relativo al crack de los dos bancos alemanes que pertenecieron al conjunto de intereses del famoso Ivar Kreuger. A los directores Keup y Horwitz se les acusa de indelicadez, corrupción y estafa. Créese que el proceso durará unas ocho semanas.—
Fabra.
 La Vanguardia, 5 de enero de 1934


Pero este no es el único ejemplo, ni por supuesto el último que se puede citar de 1934.
En la Cámara de los Comunes del Parlamento Británico saltó el escándalo ante la denuncia que lanzó la primera mujer parlamentaria: Lady Astor (1879-1964).
Una denuncia de Lady Astor produce indignación en la Cámara. Al fin retira las palabras molestas (Exclusivo de «La Vanguardia».) Londres, 9 (por cable).
— El temperamento excitado de lady Astor, ha hecho que sostuviera hoy un fuerte altercado en la Cámara de Comunes durante la discusión privada de los miembros sobre el proyecto que amplía las horas en que pueden servirse bebidas en los hoteles y restaurantes, principalmente para atracción de visitantes extranjeros.
Lady Astor ha declarado que los comerciantes en bebidas alcohólicas pagan anualmente a algunos miembros de la Cámara de Comunes, dos mil libras esterlinas para que defiendan sus intereses. Esta declaración ha levantado airadas protestas en todas partes. En la Cámara se pedía una retractación. Los miembros han pedido a Lady Astor que diera detalles de los cargos que hacía, y al poner ella objeciones, aquéllos han apelado al presidente para que defendiera el honor de la Cámara contra los cargos, no precisados, de corrupción. Otro de los miembros ha pedido que se impidiese hablar más a lady Astor. Después de la intervención del presidente y de otros intentos para calmar la agitación, lady Astor ha retirado las expresiones molestas, permitiéndosele continuar su discurso. — Reuter.”
La Vanguardia, 10 de febrero de 1934


Podría seguir. La lista sería interminable. El tema es viejo y durará como nuestra propia sociedad, basta con echar la vista a nuestro más reciente pasado, o si me apuráis a nuestro alrededor para comprender el significado de la palabra corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario