sábado, 20 de diciembre de 2014

SOBRE LA ACTUALIDAD: LEY MORDAZA

Ayer, ya era tarde cuando encendí el televisor, en la televisión oficial, increíblemente apareció la imagen del Congreso de los Diputados. En ese momento comentaban la noticia, al mismo tiempo que mostraban imágenes de que el grupo parlamentario de Izquierda Unida, había protestado silenciosamente por la ley que se iba a aprobar. Su queja sería aplastada por la mayoría aplastante que aún impera en la cámara baja. Un símbolo, una imagen, a veces hace más que una frase gastada.
La censura actual televisiva pareció ceder ante ese símbolo. A continuación, los ciudadanos que asistían a la sesión, en la tribuna superior de invitados, se arrancaron a cantar unas estrofas del musical de moda: Los miserables. Por supuesto y casi automáticamente, los desalojaron. Pensé ¿qué canción se hubiese cantado en otro momento de nuestra historia? Tres títulos acudieron a mi memoria: Canto a la libertad de Amadeo Vives, La Marsellesa y el coro de los esclavos hebreos de Verdi. Seguí pensando y podría añadirse muchas más pero no por ello dejan de ser sólo un símbolo que permite demostrar el descontento generalizado de todos.
No es la canción que se tome como referencia sino la actitud que tiene este gobierno para y contra la ciudadanía. Aprobar una nueva ley con tanta rapidez y contra el derecho a manifestarse, a expresarse, es lo suficientemente cruel cómo reaccionar y demostrar nuestro descontento y desánimo ante tanta imposición. El resultado de todo esto se reflejará, creo en las urnas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario