miércoles, 12 de junio de 2013

EDECANES



Hay conceptos que llegan a ser evidentes hasta el punto de que su conocimiento es implícito y no por ello asumido.
Hoy, hablando con mi maestro, como siempre, me ha descolocado con su habitual ironía, por ello, sabedor de mi desventaja, me ha sugerido que lo menos que podría hacer era en convertirme en un edecán de alguien reconocido en la política actual, para alcanzar el favor del poder.
Ese concepto culto del servilismo me ha llevado a la actualidad que nos ha tocado vivir. Si observamos la situación, la proporción entre los serviles y los dispuestos a que les sirvan poco a poco se ha equilibrado hasta el punto de que las prebendas que quedan para repartir son las menos y las manos que se alzan a solicitarlas las que más. 

Busco entre el cúmulo de referentes que llenan la prensa diaria y me abruma la gran cantidad de ejemplos que puedo elegir.
Para no hacerlo tan dramático tomo el referente de uno de los pocos programas que pueden verse en este país con sentido: El Intermedio. Este magnífico magazine televisivo presentado por el Gran Wyoming, hace casi diariamente un alarde de la combinación de humor, sarcasmo y buen hacer con el fin de poder contar la actualidad insulsa de la manera más divertida posible. Gracias a sus sátiras nos hace más llevaderos estos amargos días del gobierno reaccionario que nos desgobierna. En la edición de ayer, 11 de junio de 2013, entre otras cosas, el director del programa, comentó la información que la prensa Infolibre publicaba sobre las comisiones, sobresueldos o conceptos de complementos como a los que ostentan el poder en este país les gusta denominar. Entre bromas realizaron un repaso al listado de los 100, sí, cien miembros del partido popular, que cobran sobresueldos por sus “desconocidas” labores de representación dentro de la maquinaria del partido. Nadie sabe de dónde proceden esos fondos misteriosos pero sí que se sabe que todos quieren ser edecanes del líder, del sublíder o de quien sea, con tal de conseguir el favor o el preciado escalafón que les aúpe a la categoría de meritorio de la propina o dádiva de la maquinaria del poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario