lunes, 8 de septiembre de 2014

… SE REFLEXIONA



… SE REFLEXIONA
Hace unos años encontré el libro ¡Silencio… se rueda! de Adolfo Marsillach en una librería de viejo, como se solían llamar. Cometí el error del principiante: demostrar mi interés delante del librero. Me pidió más dinero que su verdadero valor, sabía que lo compraría. En más de una conversación he comentado sobre lo ingenioso que es el libro pero lo gracioso ha sido que cuando lo he hecho siempre me hacen referencia a un programa de 1974 de Marsillach titulado: Silencio… se estrena. No creo haberlo visto nunca, sin embargo, una frase del mismo resuena en mis oídos: "la honradez recomensada... SIEMPRE en España" título final de una obra de teatro que, humorísticamente, Marsillach usaba para criticar la doble moral de la sociedad española tardo franquista. Hoy parece ser que más de uno ha caído del caballo, como San Pablo, para comprender y ver el latrocinio cometido por una 'ilustre' familia catalana como los Pujol. Se rasgan las vestiduras aquellos que, no hace mucho, cantaban loas a los que han dirigido los destinos de su país con gran falacia y a costa de su erario público. ¿Quién es más delincuente el ladrón o el consentidor? No juzgo pues vivo en un País (valenciano) donde se premia la falacia y se arruina la honradez, por eso me pregunto ¿SIEMPRE es recompensada la honradez en España?

Publicado en mi muro de facebook, el 26 de julio de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario