miércoles, 10 de agosto de 2016

VENDEDORES AMBULANTES: ARROP I TALLAETES


Uno de los gritos típicos de las calles era el que lanzaba la vendedora ambulante de "arrop i talantes". Para los que no sois valencianos puede que no os suene de nada este producto típico de estas tierras. El Arrop i tallaetes es un dulce tradicional valenciano. Consiste en una especie de almíbar (el arrop) concentrado, hecho de mosto de uva muy dulce, oscuro y espeso. Al arrop se le añade, durante el proceso de ebullición, un poco de cal para neutralizar la acidez del mosto. Tras el largo proceso de cocción se agregan las tallaetes (en valenciano) 'cortaditas o rodajas' (en castellano) que suelen ser de calabaza, aunque también se puede usar ciruela, melocotón o trozos de parte blanca de la sandía. Estas rodajas previamente han sido sumergidas durante la noche anterior en agua con cal para mejorar su textura. 
La típica vendedora llevaba un delantal muy blanco y en sus brazos unos manguitos igual de blanqueados y almidonados. Solían llevar el producto en un recipiente de barro tapado y, a su vez, dentro de una gran cesta que facilitase su transporte.
Su grito: "dones compreu arrop i tallaetes" era la cantinela de los veranos de antaño que ya se ha perdido con el paso del tiempo. 
El producto se puede encontrar en los mercados tradicionales, aunque el encanto de oír vociferar la mercancía a las vendedoras ya ha desaparecido.

2 comentarios:

  1. Ya no hay vendedores ambulantes de productos que son cocinados, están prohibidos. Pero tenemos los mercadillos y los vendedores ambulantes africanos que nos dejan sus enseres cada día para que se los compremos . Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A veces el recuerdo no es el producto sino la cantinela que llevaba su venta. Gracias por leer mi post.

    ResponderEliminar